Cargando

Escribe para buscar

9 pasos para empezar la vida más ECO

9 pasos para empezar la vida más ECO

Share

Cómo sabes, para mi es muy importante vivir de manera que perjudique a la Tierra lo menos posible. No soy muy muy friqui, simplemente no quiero que mi vida deje una huella imborrable de la basura en el planeta.

Aquí te doy varias ideas para disminuir nuestras basuras y creo que las soluciones que te propongo son bastante buenas, fáciles para implementarlas en la vida diaria.

Yo las he ido aplicando poco a poco. Si intentas hacerlo todo de golpe, puede que el segundo día digas: ¡buah! A tomar por saco, no me apetece cambiar tantas cosas – y aquí terminará la historia de tu vida eco.

#1 BOLSA DE TELA PARA LAS COMPRAS

Yo suelo tener incluso varias, las lavo con la ropa. Pero si alguna de ellas se me mancha con fruta, no lamento sino la pongo a la cesta para la colada. Mientras tanto utilizo otra (en total tengo 4 que utilizo de manera intermitente).

Muy a menudo puedes recibir tu bolsa de tela gratis (uno de los mejores sitios son las ferias de cualquier cosa, como por ejemplo IFEMA en Madrid), aunque más glamuroso es comprarte una bolsa de tela con alguna inscripción guay, que sea más tú. Para gustos, colores.

Yo tengo algunas muy chulas, si quieres hay un montón de páginas en las cuáles puedes comprarte una bolsa muy guay. Pero vamos, voy con las bolsas de publicidad ¡y tan contenta!

#2 COMIDA PARA LLEVAR (de tu casa)

Para ahorrar no solo los envases de plástico, pero también el dinero, puedes preparar tus bocadillos para ir al trabajo o a la universidad o vamos, adónde vayas. Si no tienes tiempo por la mañana, puedes hacerlos la noche anterior y guardarlos en la nevera!

Cada vez que compras un bocadillo en una estación de metro, un chiringuito etc, viene envasada en el papel film.

(Si lo compras en un bar y te lo comes allí no hay problema, pero opino que igualmente es más barato y sano hacerlo en casa, eso sí, excluyendo el factor social de ir a tomar algo juntos con los compañeros, entonces como quien quiera).

También puedes comer fruta. Los desechos de fruta son biodegradables 🙂 Así no ensucias.

Yo cuando voy al trabajo y me llevo alguna fruta, siempre la pongo en una bolsita de tela más pequeña. Antes solía utilizar ¡una bolsa de plástico todos los días! Y en el trabajo (o donde fuese) la tiraba. Qué horror – cada día una bolsa de plástico más. Cuando me di cuenta – dejé de hacerlo, luego solo una bolsa de tela más fina y más pequeña (y también una de estas gratuitas). 

#3 CANTIMPLORA / BOTELLA

En vez de comprar agua cada vez cuando estás por allí haciendo tus recados, puedes comprarte una cantimplora bien bonita e ir con ella por la ciudad. 

Lo mismo en el trabajo, en vez de gastar varios vasos o botellas de plástico puedes ir con tu botella de vidrio (ojo que no se rompa) o incluso mejor de acero inoxidable (hay botellas térmicas que guardan frío y calor hasta 12 horas! Te servirán todo el año, no solo durante el verano).

Una solución bastante económica, pero a la vez sana: sin bisfenol, una sustancia nociva para la salud:

Aquí unas botellas de acero inoxidable preciosas: ¡hay un montón de colores a elegir!

Estas son ya clásicas, un poco más caras, pero de marca y estos colores… ¡Me encantan!

Yo también tengo varias de estas (dos de plástico, de buena calidad y una de acero inoxidable. Se nota que es de mejor calidad que las de plástico). Si voy al gimnasio y bebo de una de ellas (yo bebo agua de grifo, no pasa nada), luego si voy por allí no me apetece llevar la misma botella, por cuestiones de higiene. Prefiero dejarla en casa y luego la lavo. Yo tengo tres y me parece suficiente.

Piénsalo: si cada día te tomas un botellín de agua, ¿cuánta basura produces a la semana?, ¿al mes?, ¿al año?

Yo durante varios meses tomaba agua de botella de plástico todos los días en el trabajo. Me gusta tener mi bebida a mano. Pero cuando me dí cuenta que eso fue no más que producir la basura… Me he convencido.

#4 No cojas LA BOLSITA que te dan en la farmacia con los medicamentos!

En mi opinión estas bolsitas tienen la finalidad de esconder alguna enfermedad o problema (bajo el nombre de un medicamento).

Entiendo que si compras unos antidepresivos, una pomada para los hemorróides etc, igual no te apetece dar un paseo con el envase en la mano. Pero simplemente con decir que “Muchas gracias, no necesito la bolsa”, al comprar pastillas para la garganta, alergia, tiritas o un jarabe, ya ayudas al medio ambiente. Deja atrás esta costumbre de coger en la mano todo lo que te dan – rechaza si no lo necesitas.

Total: estas bolsitas tampoco te sirven para mucho, son muy pequeñas.

#5 CEPILLO DE DIENTES DE BAMBÚ

Puedes comprarte el cepillo de dientes fabricado de bambú. ¡Es mucho más ecológico que los de plástico! Aunque sea por llevar una vida más ecológica, yo recomiendo cambiarlo igualmente cada 3-4 meses, como recomiendan los odontólogos. Me parece una cuestión básica de higiene.

Estos cepillos suelen ser 100% biodegradables.

Yo ya he pedido el mío, me lo ha recomendado mucha gente. Hay muchísimos para elegir. Cuando pase algún tiempo utilizando mi cepillo, os daré mi opinión.

El precio me parece bien: siempre utilizaba cepillos de dientes de mejor calidad, nunca nada estilo ofertas de un hiper de 3 cepillos por 1€, entonces no me parece caro. Pero si estás acostumbrada a pagar el precio tan bajo, igual te parece mucho. Piénsatelo, quizás es algo que nunca te has planteado y te gustará, o quizás justo el cepillo de dientes no está entre tus prioridades. Tú decides.

Son 4 cepillos de dientes por 9,99€… En mi opinión no está mal.

Estos cepillos de dientes de bambú son de varios colores, me gustan 🙂

También hay tamaños infantiles :)) Mira que cuqui:

#6 HAZTE AMIGA DE PUNTO LIMPIO

Yo hasta hace poco no sabía qué era un punto limpio. Síii, qué vergüenza, pero bueno, más vale tarde que nunca. En resumen: es un sitio donde se depositan todos estos desechos que no pueden/no deberían encontrarse en una basura normal.

Por ejemplo aceite de cocina usado (también en algunas ciudades hay contenedores en las calles para tirarlo allí – siempre en una botella bien cerrada).

En los puntos limpios se pueden dejar también: ropa usada, vidrio, maderas, residuos voluminosos (muebles, colchones, etc), aparatos eléctricos, lavadoras, frigoríficosMedicamentos, aerosoles, pilas, pinturas…. y muchas cosas más.

Si no sabes donde está el punto limpio más cercano, simplemente pon en Google: punto limpio y el nombre de tu localidad, seguro que allí encontrarás la respuesta!

Yo, aunque lo tengo muy cerca de mi casa, tengo varias bolsas en el trastero, en las cuales guardo objetos destinados al punto limpio. Una vez cada cuanto lo cojo, pongo en el maletero y voy a depositarlo en varios contenedores del punto limpio.

#7 PIENSA EN EL PLANETA CUANDO HACES LA COMPRA

Durante tu compra habitual puedes fijarte si las cosas que compras, son eco. Por ejemplo, yo he descubierto que existen bastoncillos fabricados en su totalidad de papel (sin plástico, solo papel y algodón – un gesto tan pequeño ya vale mucho).

Tampoco compro verdura ni fruta envasada en un montón de plásticos – ¿para qué necesito yo dos tomates junto con una bandeja y todo esto envuelto en un papel film?

No sé si has oído sobre la acción #desnudaLaFruta – un llamamiento para no utilizar cantidades enormes de plástico para envasar las frutas y verduras, que ya por lo natural tienen su mejor envase: la piel. ¿No te parece sensato? Aquí tienes el artículo sobre el tema.

“¡Hey! Ahora vienen dos opciones un poco más PRO:”

¿Te animas?

#8 TUS PROPIOS CUBIERTOS MULTIUSO

Si te pasa a veces ir de picnic, comer fuera las comidas preparadas compradas en un supermercado, o incluso comer en bares que te dan los cubiertos de plástico, puedes pensar cuánto daño hacen estos cubiertos blancos a la naturaleza.

Quizás parece un poco absurdo, pero no lo es para nada. En vez de comer un helado con una cucharita de plástico, te sacas tu cucharra, tenedor, lo que haga falta. Hay unos kits muy bonitos, con un estuche y todo. Yo me lo pido 🙂

Ah… y una cosa muy importante. ¿Sabes cuánto daño al medio ambiente causan las pajitas de tus bebidas? Si puedes, deja de utilizarlas. No te la cojas de la barra. Y antes de que te pongan una en tu bebida, di que no la necesitas. Yo lo hago siempre, ni me acuerdo cuando fue la última vez cuando tuve una pajita en mi vaso 🙂

Estos cubiertos me gustan, porque vienen con una funda de neopreno. Muy higiénico.

Estos son plegables: ocupan incluso menos espacio.

#9 PIENSA SI QUIERES RECOGER LA BASURA

Sí, me imagino que suena fatal. Pero yo este año cuando vaya a la playa, quiero recoger cada día al menos 5 desechos de la playa y luego tirarlos al contenedor correspondiente. Va a ser poco, lo sé. La tierra está contaminadísima, pero… si cada uno pusiese su granito de arena… Si tu levantases los 5 elementos de basura del lugar de tus vacaciones o de al lado de tu casa…

Para eso quiero prepararme bien: no voy a coger la basura con las manos. Mejor con unos guantes (que antes de vacaciones me los voy a preparar, ¡por supuesto reutilizables! Para no contaminar más).

Te animo a que hagas lo mismo. Para que nuestros hijos puedan disfrutar de la naturaleza, respirar con el aire puro, jugar en una playa limpia…

Actividad no indicada si vas con niños muy pequeños que no saben aún sobre la higiene de las manos, que pueden hacerse daño con algún desecho etc.

¿Qué te parecen estas soluciones?

¿Ves posible introducir alguna a tu vida?

Si tienes alguna idea más o quieres compartir lo que tú haces para no perjudicar tanto al medio ambiente… ¡Estás más que invitada para escribirlo en comentarios!

Porque la Tierra sin nosotros va a poder sobrevivir… Pero nosotros (y nuestros hijos) sin la Tierra no.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *